martes, 31 de mayo de 2011

El gráfico descendente.¿le damos la vuelta?

En estos días. a vueltas con la excelencia, y analizando trayectorias longitudinales de la historia académica de alumnos de bachillerato, observaba el escaso número de  alumnos que  tiene una trayectoria ascendente, en cuanto a calificaciones,  desde que inician su escolaridad obligatoria hasta que la finalizan.
la generalidad es que , muy al contrario de lo deseable, los alumnos que comienzan con calificaciones excelentes en primaria y consiguen mantenerlas hasta secundaria , en esta etapa inician un periodo de descenso, hasta incluso, en el peor de los casos, convertirse en un nuevo número de los fracasados del sistema educativo, el traído y llevado fracaso escolar.
La atención a la diversidad es una cuestión clave en nuestro sistema educativo. Por ello cuando en el centro, del que soy miembro del Consejo Escolar, nos plantean un proyecto de para atender a alumnos de «altas habilidades» me parece estupendo, y apostillo «siempre que ese proyecto se aplique a todo el alumnado».
La propuesta es sencilla. Si un grupo de profesores se animan a desarrollar una formación basada en cambios metodológicos y  aplicación de medidas educativas apropiadas para la atención ala diversidad...¿por qué no utilizarlas para todo el alumnado?.
Si analizamos las propuestas educativas  que generalmente se hacen para mejorar las competencias de alumnos de altas habilidades (desarrollar contenidos con diferentes niveles de dificultad, actividades de ampliación y  libre elección, adecuación de los recursos y materiales, organización por agrupamientos flexibles, adaptación delos procedimientos de evaluación, adaptación curricular específica,aprendizaje por proyectos, aprendizaje autónomo, aprendizaje por descubrimiento, enseñanza multinivel, graduación delas actividades...), muy fácilmente caemos en la cuenta que esas medidas son muy buenas para mejorar las competencias de TODOS los alumnos. Por tanto...apliquémoslas a todos, y, así,  les vendrán bien a los alumnos de altas habilidades, a los que tienen habilidades medias y a los que manifiestan dificultades con sus aprendizajes.

Para los que andan empeñados en los  bachilleratos de excelencia , le propongo que realicen una investigación partiendo de esta hipótesis: Si mejoro ( y exijo) la formación del profesorado en la adquisición de las medidas educativas que todos los estudios pedagógicos consideran apropiadas para la mejora de las habilidades y competencias de los alumnos, entonces conseguiré mejora para TODOS los alumnos (los «fracasados» se convertirán en competentes medios, los alumnos «medios» en alumnos talentosos, los talentosos en superdotados y los superdotados en la esperanza de la humanidad , es decir, artistas, científicos e investigadores).

Quizás así le demos la vuelta al gráfico y se convierta en ascendente.

2 comentarios:

Domingo Méndez dijo...

Eso es José Blas, eso es hay que darle la vuelta, pero no se yo si está el personal por la labor. ¡Estupenda entrada!

Surcos dijo...

Totalmente de acuerdo.